Visitas al blog:

miércoles, 15 de febrero de 2017

Dibufirma de Sallèles d’Aude.

Hola navegantes.

Retomo aquí las dibufirmas de nuestra navegación a la Isla de Elba en el Corto Maltés el pasado verano. De Poilhes fuimos a Sallèles d’Aude por los canales. Tiene un puente peatonal de la escuela de Eiffel, hecho con viguetas de hierro remachadas. También una esclusa doble con “vaso de expansión”, un vaso intermedio que sólo se llena cuando un barco necesita varar para una reparación o pintar la obra viva. En esclusas como esa es donde dan la patente a las peniches que se usan de vivienda.

Paseando por el pueblo vimos en una planta baja la consulta de un dentista. Yo acababa de tener un problemilla dental y me decidí a entrar a ver si tenía la suerte de que diciendo que era médico podía atenderme ese mismo día. La situación era cómica porque llegaba con el sombrero de tela descolorido por la intemperie, las gafas de sol colgadas de una goma, las guedejas despeinadas, sin afeitar, con una bolsa en bandolera llena de hielos que acababa de comprar en la gasolinera, una camisa vieja, el pantalón corto y las chancletas de mojar, y aparcando la bici plegable. ¿Os lo imagináis?. No sé lo que pensaría la recepcionista ni si se lo creyó, pero no pudo citarme y el problemilla tuvo que esperar a Santander.


Ver entrada del 25 de julio.

martes, 14 de febrero de 2017

La única diferencia entre los hombres y los niños es el precio de sus juguetes.

Hola navegantes.

En la entrada del 10-10-16 os hablé del magayate A, de un oligarca ruso, y su mundo de lujo y presunción. Pues ahora se le ha antojado un velero, igual de gigantesco. Es el "velero" más grande del mundo, y está en el otro extremo de los personajes de los que os hablé hace unos días.

Le S/Y A (de "Sailing Yacht A") es el velero más grande jamás construido en el mundo. Lo ha fabricado el astillero alemán  Nobiskrug, cerca de Kiel, para el ruso Andrei Melnichenko, que hace el número 139 en la lista de los ricos del mundo, con una fortuna de 10.100 millones de dólares. Mide 142,81 metros de eslora (largo) por 24,88 de manga (ancho) con 3 mástiles de carbono de 90-100 metros de alto que podrían llevar  3.747 m2 de velas, su desplazamiento es de 12.700 toneladas, y su calado de 8-10 metros. Tiene helipuerto, una piscina cubierta pero con techo amovible para ver el cielo, y una zona de observación submarina. Necesita 54 personas de tripulación para manejarlo. Su precio: alrededor de 400 millones de euros.


 

Podeis ver a la fiera aquí:


Es feísimo y siempre parece que va clavado de proa. A motor alcanza 16 nudos, pero el astillero no dió las prestaciones a vela porque no se conocían hasta que se echó al mar. Pero parece que a vela casi ni se mueve, y en una de las primeras salidas se le rompió el palo de popa:


Todos los juguetes se rompen, también los caros. Al finalizar su construcción se temió que ni siquiera pudiera salir del Mar Báltico por sus dimensiones.Para salir del Báltico a recorrer el mundo hay dos caminos. El primero bajo el puente del Gran Belt, entre las islas danesas de Selandia y Fionia. Pero el vano de ese puente es de 50 metros y el yate de Melnichenko alcanza los 100, y sus mástiles no pueden plegarse. La segunda opción es el canal Drogden, en el estrecho de Oresund, que atraviesa el puente que conecta Copenhague (Dinamarca) con Malmö (Suecia). La pega es que es uno de los más pequeños del mundo, con una profundidad de ocho metros, mientras que el calado del yate tiene entre ocho y diez metros. Finalmente lo sacaron por aquí, descargando peso del barco, con lo que pudo llevar su calado a 7,5 metros. Pero la altura del nuevo yate “A” interrumpió a su paso la actividad en el cercano aeropuerto de Copenhague-Kastrup. La proximidad de estas instalaciones limita la altura de los barcos en tránsito a 35 metros, y hubo que pedir un permiso especial.

Pero que conste que estos megayates son excentricidades en el mundo de la vela, algo así como un pez volador en el reino de los peces. La vela es otra cosa.

lunes, 13 de febrero de 2017

La "cortina" de la ducha.

Un axioma no escrito de la navegación en barcos pequeños dice que si un objeto puede servir para dos funciones, mejor que si sirve sólo para una. O dicho de otro modo, que cuantos más usos le des al mismo objeto, mejor. Así ahorramos espacio. La ducha nos quedó con una rendija enorme debajo de la puerta:


Había que poner una cortina por dentro. En el Corto Maltés tenemos un delantal de cocina impermeable, que debe usarse al cocinar con mar formada por si te salpica el guiso, no quemarte. También es conveniente ponerse las Katiuskas para que lo que escurre no te queme los pies:


Y por supuesto no calentar aceite en esas circunstancias. Pues el mismo delantal doblado por la mitad hará de cortina, sujeto con velcro:


Ayer me olvidé explicarlo.

domingo, 12 de febrero de 2017

No me lo puedo creer: el Corto Maltés con ducha caliente.

Hola navegantes.

Así es, ducha caliente a bordo y sin termo o calentador, electricidad ni pasacascos, en un barquito de 6 metros. Y con un sistema tan sencillo que me siento tonto de haberlo tenido delante de los ojos todos estos años y no haberlo visto.

En primer lugar hemos quitado la moqueta que cubría el suelo y la pared del baño, una moqueta imputrescible pero realmente poco práctica como suelo de un baño:




Hemos lijado, enfibrado y pintado todo con pintura epoxi (5 ó 6 capas) para que el suelo se convierta en el propio plato de la  ducha:


El antiguo orificio de drenaje del baño a la sentina lo hemos sellado alrededor de un tubo que será por donde se bombee el agua del plato:


Ese tubo lo hemos conectado al grifo-bomba del lavabo, que no lo habíamos utilizado jamás:


No lo usábamos porque como lavabo tiene una palangana sin salida al mar, y es más práctico lavarse en el fregadero, que sí la tiene. El aspecto actual del baño es este:


Para usar la ducha se quita la parte superior del WC químico, igual que hacemos para vaciarlo:


Después se quita el depósito, soltando un clip:


Al poder retirar el WC químico el espacio que queda como plato de ducha es enorme. La pintura del suelo es antideslizante. Algunos pueden ducharse de pie, los más altos se tendrán que sentar en la base del WC químico, que hace de asiento.

Calentar agua no es el problema sino cómo desaguarla al mar. Para calentarla usaremos el calentador solar o una cazuela en la cocina, como hasta ahora:


El agua de la ducha se acumula en el fondo del plato:


Al terminar se bombea con el grifo-bomba hasta la palangana que hace funciones de lavabo:


Y de la palangana se evacúa al mar por el fregadero:


Todo por 180 € en fibra y en pintura, y unas pocas horas de trabajo. Y sin las complicaciones de un calentador eléctrico, de gas o con intercambiador en el motor (que por otra parte es imposible en un fueraborda) y de un sistema de desagüe al mar que habría requerido una bomba eléctrica y un nuevo pasacascos. Alucinante.

sábado, 11 de febrero de 2017

El audio de la presentación de la vuelta a España en Getxo.

Hola navegantes.Mi amigo Jon Blazquez se tomó la molestia de grabar la presentación del día 8 de febrero en Getxo y me ha dado una copia para que podáis oirla los que no pudísteis acudir. Está aquí:

https://drive.google.com/open?id=0B8S-cgsEsx0dOEtWSUVwblhuX1k

Muchas gacias, Jon. La presentación dura un poco más de una hora, y aunque sólo sea de audio se sigue perfectamente. Además podéis ver las fotos del libro aquí:

https://get.google.com/albumarchive/103749251520677417195?source=pwa




viernes, 10 de febrero de 2017

Otro vídeo de Nacho: Viareggio - Livorno.

Hola navegantes. Aquí está el siguiente vídeo de Nacho, el de la etapa Viareggio-Livorno:
 
https://youtu.be/058I-Bob4RQ

 En Viareggio nos habíamos despertado a las 6:30 h. con niebla y jarreando, como si el mundo entero estuviera hecho de agua.  Por el camino nos cayeron tres o cuatro chubascos de los duros, pero el resto del tiempo hizo un viento maravilloso. En los chubascos había tanta agua dulce por encima de la línea de flotación como salada por debajo, y Nacho y yo nos refugiábamos dentro de la camareta y dejábamos el rumbo al timón automático, controlando la proa desde dentro. Es una de las cosas que más me gusta del Tonic 23, esa ventanuca que da a la cubierta de proa que te permite vigilar el rumbo desde dentro sin mojarte. Al salir de uno de los chubascos nos dimos cuenta de que nos habíamos metido en un campo de tiro militar, como cuenta Nacho. En Livorno hicimos el cambio de tripulación, Nacho se volvió a Santander y se incorporó Ana.







jueves, 9 de febrero de 2017

Lo que de verdad importa.

Hola navegantes.

El 17 de febrero llegará a los cines la primera película 100% solidaria. Lo recaudado en taquilla con "Lo que de verdad importa" irá destinado íntegramente a mejorar la calidad de vida de niños enfermos. La nueva película de Paco Arango está protagonizada por Oliver Jackson-Cohen (Drácula de NBC, Mr. Selfridge, Un mundo sin fin), Camilla Luddington (Anatomía de Grey), el legendario Jonathan Pryce y Jorge García (el inolvidable Hurley de Perdidos).




El director nos trae un divertido y entrañable relato que nos robará el corazón. Toda una celebración de la vida, mezcla de comedia, drama y realismo mágico. "Lo que de verdad importa" cuenta la historia de Alec, un ingeniero mecánico inglés incapaz de poner en orden su vida. Cuando su tienda de reparación de aparatos electrónicos “El curandero” está a punto de quebrar, un familiar que nunca supo que tenía se ofrece a solucionar sus problemas a cambio de que se traslade un año a Nueva Escocia (Canadá), el lugar de origen de sus antepasados. Allí descubrirá que a su alrededor comienzan a suceder las cosas más incomprensibles.

Pero "Lo que de verdad importa" es, además, la primera película 100% benéfica: toda la recaudación se destinará íntegramente a la red de campamentos para niños enfermos SeriousFun Children’s Network, fundada por Paul Newman y con la que la Fundación Aladina (presidida por Arango) colabora estrechamente.

Necesita que le demos repercusión para que la gente vaya al cine. Si el primer fin de semana no hay afluencia de espectadores, las salas de cine la retiran y por tanto deja de haber ingresos para esos niños. Os animo a que lo vayáis difundiendo y a que vayáis a verla.

martes, 7 de febrero de 2017

Entrevista en Radio Euskadi

Hola navegantes.

Anoche me entrevistó Roge Blasco en su programa "La casa de la palabra" en relación con la presentación de la vuelta a España mañana en Getxo. Podéis oir la entrevista aquí:
 
https://www.dropbox.com/s/23eqj0s9o82moqc/20170206_22115120_0009661638_002_001_LA_CASA_DE_L.mp3.cut.mp3?dl=0

Es un gran tipo, este Roge, siempre buscando a los viajeros atípicos que recorren el mundo, gente que no quiere sentirse como un muñeco metido en un traje de negocios ni dejarse ahogar por el aburrimiento como una niebla espesa, y por un tiempo se deciden a soltar amarras.  En el programa de Roge los podéis encontrar y soñar un poco junto a ellos. Sus programas son "La casa de la palabra" y "Levando anclas", ambos de Radio Euskadi, y en Internet están los podcast (grabaciones íntegras) de todos.

Gracias Roge:



domingo, 5 de febrero de 2017

Recordatorio.

Hola navegantes. Os recuerdo que el miércoles 8 de febrero, a las 19 h., hablaré de nuestra vuelta a España a vela en el Corto Maltés. Será en el puerto de Getxo, edificio de la Cruz Roja, a las 19 h. Estáis invitados. Fue una circunnavegación completa, en la que Luis y y salimos de Santander hacia el Oeste y regresamos tres meses después por el Este:


Nuestro pais vecino, Francia, le atravesamos de Sur a Norte por los canales, una experiencia única. En Getxo podremos comentar las anécdotas y aspectos técnicos de la navegación en cada zona, y también habrá tiempo para comentar nuestras navegaciones más recientes, a Bretaña y a la Isla de Eba, siempre en el Corto Maltés.

Podéis leer un resumen de la navegación alrededor de la península en este artículo de la revista Skipper:


http://www.exlibric.com/sites/all/themes/exlibric/images/vueltacorto.pdf

sábado, 4 de febrero de 2017

¡Madre mía, todavía quedan!.

Todavía quedan navegantes de verdad, de los de antes, que se atreven a echarse al mar sin super-barcos de 10 ó 15 metros y sin la electrónica de un Boeing. Fijaos a quién he conocido a través del blog. Se llama Paul De Meerschman, es francés, y con un Challenger Horizon  (barco de 6,8 metros de eslora, como el Corto Maltés) ha hecho estos recorridos:

De Port Camargue, en el Mediterráneo, a Túnez ida y vuelta. Otro año hasta cabo San Vicente, en Portugal, y regreso por Gibraltar y la costa marroquí, Argelia, Túnez, hasta Grecia occidental y vuelta a Niza en 13 meses. Otro año la vuelta de Francia, pasando por el Canal de Midi. Una vez en Calais, el punto más estrecho del Canal de la Mancha,  le cruzó para llegar a Londres y luego siguió por Belgica, Holanda, Alemania, y por el canal de Kiel hasta Copenhague. Un curioso canal, por cierto, de más de 100 km sin una sola esclusa que "separa" Dinamarca de Europa. Para volver al Mediterráneo retrocedió sobre sus pasos hasta Bélgica, entró por los canales en Amberes, cruzó por Bruselas y salió en Marsella. Sin alharacas.

Navegantes que salen de travesía sin que nadie diga "damas y caballeros", y que vuelven sin que nadie diga "bravo, bravísimo", pero que aprueban con sobresaliente. Un honor, Paul, que sigas este blog. Gracias. Y si en alguno de tus viajes vienes por el Cantábrico aquí tienes tu casa.




Aquí va mi homenaje, es su barquito, el ZEN:


jueves, 2 de febrero de 2017

No hay que tener un chalet...

... para construirse un barco y dar la vuelta al mundo. El ruso Eugevny Gvoznev, un marino mercante jubilado, se lo construyó en el balcón de su casa:


Era un barquito de 3,7 metros de eslora, bautizado SAID, con el que luego dió la vuelta al mundo en 1999, a los 68 años de edad. La orza estaba hecha con un tablero de la mesa de la cocina de su casa.




martes, 31 de enero de 2017

Dibucarta del viejo Dyane-6.

Para impulsar a mi amigo Aguirre en su deambular por las carreteras secundarias, dando la vuelta a España de cabo en cabo.




lunes, 30 de enero de 2017

Presentación de la vuelta a España en Getxo el 8 de febrero.

Hola navegantes.

La asociación vasca de capitanes, patrones y navegantes "Itsasamezten" me ha invitado a presentarles la navegación de la vuelta a España en el Tonic 23 "Corto Maltés", que dimos Luis Espejo y yo en 2012. Será el miércoles 8 de febrero, a las 19 horas, en su sede del edificio del faro de Arriluce (Cruz Roja) 1ª planta, en el puerto de Getxo. Estais todos invitados. También comentaré anécdotas de las siguientes navegaciones a Bretaña y Elba en el mismo barquito. Más detalles en:

http://itsasamezten.com/

Aquí os pongo la dibucarta que les he hecho para la convocatoria. A ver si alguien la transcribe. Se empieza a leer en la pernera derecha del pantalón de Otilio. Suerte.



viernes, 27 de enero de 2017

Otro vídeo de Nacho: Vernazza-Viareggio.

En esta etapa conocimos Portovenere, y aunque no nos quedamos a dormir allí (a la vuelta sí, y fue el más caro de todo el viaje)  lo visitamos entero. En la explanada que precedía a la iglesia empezaba una senda peatonal con escalones tallados en la roca que conducía a la Gruta Byron, que se supone inspiró al poeta algunas de sus poesías. Lord Byron era un gran nadador, y al parecer en varias ocasiones nadó desde Portovenere hasta Lerici, en la orilla de enfrente de la bahía, más de 6 kilómetros. Una placa con esta inscripción le recuerda:

“Este gruta, inspiradora de Lord Byron, recuerda al inmortal poeta que, como atrevido nadador, desafió a las olas del mar de Portovenere a Lerici”.

Se comenta que en Lerici tenía amistad, o más bien mantenía, a dos mujeres, y que iba a verlas nadando para que no le reconocieran si iba andando por la orilla. Igual son supercherías, porque otra teoría dice que iba a ver a su amigo y también poeta y escritor Percy Bysshe Shelley, que en 1822 había recalado en Lerici en medio de su agitada vida y que poco después moriría en un naufragio de su velero muy cerca de allí, cuando volvía de Pisa. El pobre Byron moriría por aplicarle mis colegas un exceso de sangrías a base de sanguijuelas, un tratamiento que entonces se preconizaba para casi todo. Se dice que las sanguijuelas le chuparon dos litros de sangre y él, que había resistido tantas adversidades, no pudo contra los gusanitos.

Aquí el Corto Maltés en el puerto de Portovenere. Era a medidados de mayo y ya veis que estaba vacío:




El vídeo de Nacho podéis verlo aquí:

https://youtu.be/mLDvdyKYCcg


jueves, 26 de enero de 2017

Dibufirma de Poilhes.

Hola navegantes.

De Béziers salimos para una de las etapas más sorprendentes del viaje, donde navegamos con el Corto Matés por puentes y acueductos, por encima de ciudades, ríos y carreteras, y por un túnel excavado en la roca de una montaña por debajo de cual hay otro túnel para el ferrocarril. Impresionante. Y llegamos a dormir a Poilhes, un sitio anodino pero tranquilísimo.

Cuando íbamos a cenar se acercaron por la orilla un chico joven y tres niñas. Enseguida nos enrollamos con ellos y les invitamos a ver el velero por dentro. Al principio todas dijeron que no pero con la boca pequeña, y seguían mirándonos de reojo. Al final la pequeña, Lupita, fue la que se decidió, se acercó a nosotros y nos dijo que ella sí quería verlo. Nada más subirla a bordo me preguntó:

- ¿Por qué se mueve el suelo?.

¡Y eso que estábamos en el canal y sin ningún barco pasando!. Como era la primera vez en su vida que se subía a un barco le extrañaba hasta el pequeño meneo de su propio peso al embarcar. Naturalmente cuando la vieron a bordo se animaron las demás. El chico nos contó que se había comprado un velero de unos ocho metros, no recuerdo en qué puerto del Mediterráneo, y estaba esperando a poder traerlo por los canales hasta Poilhes para restaurarlo, y que luego tenía la ilusión de hacer largas navegaciones. Estaba en aquel pueblo porque había encontrado una ganga de piso en el anexo a la escuela. Al parecer en Francia era habitual que las escuelas de los pueblos tuvieran anexa una vivienda para el maestro. Como ya casi nadie quiere vivir en esos sitios, las viviendas que no se utilizan por el maestro se venden o se alquilan, y él vivía allí aunque no tuviera nada que ver con la docencia. Cuando se marcharon nos quedamos Ana y yo en aquél rinconcito en la calma más absoluta, con el barco quieto como una cama sobre sus cuatro patas.



Ver entrada del 25 de julio.


martes, 24 de enero de 2017

Vuelta a la península en un Dyane-6.

Nosotros la dimos en el Corto Maltés, pero ahora un amigo navegante, Aguirre, ha cambiado el timón de su barco por el volante de un veterano Dyane-6, con 40 años de antigüedad. Una "Cirila" (como se conocía este modelo) descaspotable de color azul cielo que a lo mejor os encontrais por esas carreteras secundarias de la costa en las próximas semanas. Ha salido esta semana de Asturias y pretende seguir toda la línea de la costa española por carreteras secundarias, utilizando un mapa de carreteras de Campsa de la misma antigüedad que el coche. Ayer pasó por Santander rumbo al Cabo de Ajo y compartimos la comida y las anécdotas. Si lo consigue habremos trazado dos bonitos contornos paralelos a la línea de agua de nuestro pais, uno por mar y otro por tierra. Podeis seguirle en:

http://jotaguirre.blogspot.com.es/

Las pernoctas las hará en el coche, como si fuera un barco, y por eso le ha adaptado haciéndole hasta una cocinita y un fregadero. Todas las adaptaciones podéis verlas en su blog.


domingo, 22 de enero de 2017

Dibufirma de Béziers.

Hola navegantes.

Salimos de Agde con dirección a Béziers. Por el camino hicimos una parada para conocer Villeneuve-les-Béziers. Es un coqueto pueblecito con un castillo feudal en ruinas, una iglesia romana del siglo XI con dos campanas que hasta las han bautizado ("Bernadette" y "Roseline") y una preciosa estatua de Mariana. Es el símbolo actual de la Revolución, con los “derechos del hombre”, libertad, igualdad y fraternidad, simbolizados por tres flechas en su mano derecha levantada, y con los senos al aire bien marcados por la cincha del carcaj. Mariana reemplazó en la iconografía patriótica al anterior símbolo de la revolución francesa, el gallo, que provenía de un juego de palabras, ya que el término latino "gallus" significa al mismo tiempo “gallo” y “galo” (“francés”). Durante décadas el gallo se encontraba también en sellos, monedas, etc., hasta que Napoleón I lo rechazó por poco varonil, porque "el gallo no tiene fuerzas, no puede ser la imagen de un imperio como Francia". Por lo menos estéticamente el cambio por Mariana ha sido a mejor. Aquí podéis ver el símbolo actual, Mariana, en Villeneuve-les-Béziers, y el anterior, el pobre gallo, en Narbona:




Es que hasta le sobra pedestal. Llegamos a Béziers a media tarde. Es una gran ciudad que conoceríamos el día siguiente. Nos detuvimos antes de la esclusa porque queríamos ver qué aspecto tenía el puerto de Béziers antes de decidir si quedarnos en él o no. Y decidimos que no. Como todos los puertos del canal, que se han construido mucho después que el propio canal, están desprovistos de árboles y se pasa más calor que a la sombra en una orilla. Nos quedamos en una orilla del ramal que lleva al Río Orb.



Ver entrada del 23 de julio de 2016.

miércoles, 18 de enero de 2017

RECORDATORIO.

Hola navegantes.

Os recuerdo que el sábado  21 de enero, a las 12 horas, habrá una reunión en el Club Náutico de Laredo de médicos y navegantes interesados en organizar la actividad de vela solidaria Carpe Diem en Laredo. Veremos fotos y la memoria de la actividad de los últimos 14 años en Santander, y luego intentaremos concretar la organización en Laredo para este verano. Los médicos y navegantes que estén interesados pueden acudir y estaremos encantados de recibirlos. También os agradezco que lo difundáis entre vuestros conocidos que puedan estar interesados.

Salud y millas.


martes, 17 de enero de 2017

Dibufirma de Agde.

Hola navegantes.

De Sète volvimos al Etang de Thau bajo una especie de diluvio universal donde venía agua de arriba, de abajo, de la derecha, de la izquierda,  y de algunas direcciones intermedias, con rayos y truenos, ¡en julio!. Esta vez lo hicimos por la ruta "buena" esperando disciplinadamente la apertura de los puentes. Pero aquella meteorología invernal nos impidió deleitarnos en los rincones del Etang y bucear en la esquina que llevaba marcada desde Santander para ver caballitos de mar. Estaba anunciado otra vez un golpe de mistral, y con más de fuerza 3 está prohibido navegar en el Etang, y queríamos llegar al Canal de Midi antes de que se presentara.



Embocamos el Canal de Midi recordando todo lo bonito que vivimos en la vuelta a España en ese curso pacífico de agua y llegamos a Agde y su famosa esclusa redonda. La recta antes de la esclusa era un paisaje de los de dejarte sin palabras, un plano de agua quieto como un espejismo, las orillas consolidadas con estacas de madera, praderas y bosques a pocos metros de la orilla, y de cuando en cuando un pequeño embarcadero para descansar.

La esclusa redonda, única en el canal, permite a los barcos girar sobre sí mismos para tomar una sus tres compuertas. Una es la de entrada por el canal del que veníamos nosotros, otra para seguir el Canal de Midi, con unos horarios muy laxos y a demanda de los navegantes, y otra para descender al río Hérault. Ésta tiene unos horarios más restrictivos, sólo se abre a ciertas horas y para determinados barcos. Las peniches de alquiler no están autorizadas a bajar al río; bastante que les dejan manejarlas sin ningún título ni experiencia para que encima pudieran salir al río y por él al mar. El interior del vaso de la esclusa es redondo y de ahí su nombre.


Ver entrada del 23 de julio.

sábado, 14 de enero de 2017

Dibufirma de Sète.

Retomo aquí las dibufirmas de los puertos donde recalamos en la navegación a la Isla de Elba este verano. El último fue Palavas-Les-Quatre-Canaux. De allí fuimos al Etang de Thau y a la ciudad de Sète, que es como una Venecia llena de canales. Allí vivimos curiosamente uno de los momentos más apurados del viaje, ¡quién lo diría!. Parece que los sitios anunciados malos te los esperas y vas preparado, pero en los sitios aparentemente tranquilos relajas la vigilancia y es donde todo se te lía. Nos pasó igual en la vuelta a España, en que después de haber recorrido las aguas bravísimas de Portugal sin incidentes, casi se consuma lo peor en una esclusa del Canal de Midi.

El caso es que confundimos el recorrido hacia el “Puerto Viejo” de Sète y Ana y yo embocamos un estrecho canal con forma de embudo, que cada vez se iba haciendo más angosto y al final no nos dejaba espacio para girar. Nos fuimos acercando al 3º, 4º y 5º puentes, que fueron de infarto, pues sólo tenían dos metros sobre el agua. No eran levadizos, y alguno de ellos era una simple vigueta de hormigón tendida de una orilla a otra. Yo sostenía la antena de la radio doblada para que no se rompiera y la mano me rozaba con el puente. Veía pegando a mi sombrero las canalizaciones del agua y la luz atornilladas al techo del puente, y dirigía el timón para que la mano no me raspara con ellas porque ese centímetro podía ser el definitivo para salir con un dedo menos. Una simple olita y no habríamos salido, incrustados de abajo a arriba en el hormigón. Y menos mal que no había llovido, porque cuando llueve mucho el Étang de Thau desagua al Mediterráneo a través de los canales de Sète, la corriente puede alcanzar los 2-4 nudos, y al ir el agua crecida la altura bajo los puentes es menor. La gente nos miraba alucinada, y en el último puente un sintecho que estaba acostado debajo nos hizo un gesto con la mano como diciendo “por los pelos”. Salimos de la ratonera con el corazón como un pájaro que se quisiera escapar de la jaula, asustados de lo que habíamos hecho y con la sensación de que de allí podíamos haber ido directos al orfelinato, con el Corto Maltés decapitado. Tomamos buena nota para cuando tuviéramos que volver al Étang de Thau no afrontar el laberinto de canales tan a la ligera.


 Este es el puente y por ahí debajo pasamos con el Corto Maltés, os lo prometo:



Ver entradas del 21 de julio.

miércoles, 11 de enero de 2017

Nuevo vídeo de Nacho López-Dóriga de la navegación a Elba.

 Es de la etapa de Sestri Levante a Vernaza, por la costa llamada "Le Cinque Terre" (“Las Cinco Tierras”) una región italiana muy típica y turística, que además es Reserva Marina con sus normas específicas de navegación. Se llama así porque históricamente incluía cinco poblados tan remotos que sólo se podía acceder a ellos por mar o a pie por la montaña. Actualmente es famosa por sus cultivos en terrazas y sus pueblos pintorescos colgados de las cornisas sobre el mar. Lo malo es que la erosión está acabando con las tierras cultivables, hasta el punto que el gobierno cede terrenos gratuitamente a quien se comprometa a rehacer las terrazas y cultivar según los métodos tradicionales, principalmente limones, albahaca y vides para producir un vino dulce típico de allí, el Sciacchetra. Vernazza es uno de los dos únicos puertos de Le Cinque Terre.

Nos acercamos al puerto temerosos de lo que encontraríamos dentro, pues es enano y en una boya justo antes de la punta del espigón decía que apagaras el motor (¡!). Suponemos que sería una advertencia para las barcas locales que además llevan remos, porque había una playita en el interior y el espacio era tan pequeño (80 metros de lado a lado) que los bañistas nadaban entre los barcos fondeados. Pero nosotros sin vela y sin motor no podíamos entrar allí, o sea que lo hicimos a motor pero al ralentí y prácticamente parados. Llamamos reiteradamente a los amarradores por el canal 16 y otros pero nadie contestaba, y aunque pasamos allí el resto del día y toda la noche no apareció nadie a controlarnos o decirnos algo. Es posible que en temporada baja nadie se encargue de los barcos de tránsito y que ni siquiera haya “amarradores”, no lo sabremos. El caso es que nos quedamos en el pueblo más bonito de la región y uno de los dos únicos con un puerto accesible. Una maravilla y según la Guía Imray, que no suele ser muy pródiga en descripciones poéticas, “una gema de Le Cinque Terre”.

https://youtu.be/shGfodNfcCA

También podéis ver los demás vídeos en el blog del Savreh, el velero de Nacho:

http://savreh.blogspot.com.es/





¡Qué añoranzas del verano!.

martes, 10 de enero de 2017

Carpe Diem en Laredo.

Hola navegantes.

Un grupo de navegantes y médicos de Laredo quieren organizar la actividad de vela con niños enfermos "Carpe Diem", y para conocernos y tener un primer contacto vamos a reunirnos el sábado 21 de enero. Será en el Club Náutico de Laredo a las 12 horas. Presentaré unas fotos de la actividad durante estos últimos 14 años en Santander, y luego intentaremos concretar la organización en Laredo para este verano. Los médicos y navegantes que estén interesados en conocer la actividad pueden acudir, la entrada es libre y estaremos encantados de recibirlos. También os agradezco que lo difundáis entre vuestros conocidos que puedan estar interesados.